miércoles, julio 27, 2011

Cierra los ojos

Escucho Thom Yorke desde el mp3 mientras espero al metro en la estación de Alameda de Osuna. Giro bruscamente la cabeza para ver el tren que llega lo que provoca que le de un tirón a los cascos. Deja de escucharse el casco izquierdo. Saco el mp3 del bolsillo, giro los cascos en la zona de la entrada y vuelve a escucharse ese casco izquierdo. Me meto el mp3 en el bolsillo y vuelve a dejar de escucharse ese casco izquierdo. Paciencia, Curro.

Se para el metro frente a mi y entro escuchando Harrowdown Hill a medias, me siento con la mente puesta en sacar el mp3 y volver a toquetear la entrada de los cascos pero el impacto de mi culo con el asiento parece ser suficiente. Bien. Acaba Harrowdown Hill, empieza la siguiente canción y me doy cuenta que me apetece escuchar otra cosa, o lo que es lo mismo, me apetece poner en riesgo la integridad de la música en estéreo porque me he encaprichado en escuchar algo más cañero. Bueno, igual tengo suerte y al sacarlo esta vez sigue intacto.

Vuelve a silenciarse el casco izquierdo. Vale, tienes el mp3 en la mano, decide que vas a escuchar, colocate el mp3 estratégicamente en el bolsillo y después de eso no muevas un jodido músculo. Decido escuchar Norma Jean, pulso el play y meto el mp3 en el bolsillo. Una vez ahí empiezo a girar los cascos. Los doblo contra la entrada pero aguantan solo el tiempo que se queda doblado. Pruebo a enrollar los cascos en el mp3, nada. Saco los cascos y los vuelvo a meter, nada.

Voy por Torre Arias, suena la tercera canción del disco y aun me sigo tocando el bolsillo como si estuviera desactivando una puta bomba. Paciencia Curro, pacien... Y entonces vuelve a funcionar. Y sin necesidad de sujetar los cascos con la mano. Paralizo mi pierna, saco la mano de mi bolsillo lentamente y mientras disfruto de la calidad del estéreo dejo el cuello rígido y estirado.



Miro a mi alrededor moviendo solo mis ojos, no estoy dispuesto a que la curiosidad de ponerle cara a las figuras que percibo por el rabillo del ojo me estropeen el viaje. Me atrevo a cerrar los ojos y de repente me encuentro envuelto en esa agresividad desgarradora que mi cuerpo me pedía, abro los ojos y veo que una señora tiene que hacer un escorzo para esquivar mis estiradas piernas. Automáticamente echo las piernas para atrás, gesto que en mi cabeza se reproduce a cámara lenta mientras oigo un Nooooooooooo...

Pero la música sigue sonando como si nada hubiera pasado. Los cascos aguantan como si estuvieran forjados de aluminio y en mi mente estoy haciendo un headbanging que disloca mi cuello.

Al rato una embarazada se para delante mía, le cedo mi sitio y al levantarme deja de sonar no solo el casco izquierdo, sino también el casco derecho. Me quito los cascos, me los meto en el bolsillo y vuelvo a cerrar los ojos.

4 comentarios:

nus dijo...

Eso no debería pasar con ningunos auriculares que no sean los que te dan en los trenes. Y, sin embargo, pasa con todos. A mí me está pasando ahora mismo. ¡Me cago en la obsolescencia programada!

Rafa Gil dijo...

Eso os pasa por no escuchar la música por el altavoz del móvil.

Nerea dijo...

+1 Rafa

Anónimo dijo...

[url=http://www.23planet.com]Online casinos[/url], also known as operative casinos or Internet casinos, are online versions of acknowledged ("confrere and mortar") casinos. Online casinos concurrence gamblers to filch up and wager on casino games with the succour the Internet.
Online casinos habitually fasten ahead odds and payback percentages that are comparable to land-based casinos. Some online casinos lay forth higher payback percentages in the consume of m‚series automobile games, and some cook up d be reconciled free payout division audits on their websites. Assuming that the online casino is using an aptly programmed unsystematic assorted generator, proffer games like blackjack need into one's possession an established look a under consideration for edge. The payout speck after these games are established erstwhile the rules of the game.
Innumerable online casinos undertake or apprehension their software from companies like Microgaming, Realtime Gaming, Playtech, Cosmopolitan Prank Technology and CryptoLogic Inc.